La apertura se hace necesaria

Buenas Hosteleros, aunque la cosa siga pintando mal hay que reponer fuerza, esperanza e ilusión


Seguimos recibiendo noticias desesperanzadoras, en parte reales y en parte quizá amarilleando un poco la cosa. Si bien es cierto que el virus sigue ahí, que sigue habiendo contagios, que hay que tener todas las precauciones recomendadas, también lo es que tenemos que continuar la vida y la vida en nuestro país, en Europa, está relacionada con la economía, así que aunque muchos ya habéis iniciado el camino de la esperanza desde finales de mayo y estáis al pie del cañón, con pérdidas en algunos casos y con escasas ganancias en otros, empezamos a pensar si no será mejor ir abriendo esas esperanzas.

Hay una cosa preocupante, más relacionada con el sentir que con la situación. Hay un gran volumen de personas que eran clientes, que de repente han encontrado por la situación vuestros establecimientos cerrados; no están habituados a cambiar de establecimientos y además la escasa apertura hace que de cierta pereza salir a tomar algo. Esto ocasiona, está ocasionando que los clientes pierdan la costumbre, el hábito de salir, quedándose en casa que es más seguro y más barato, pero que en el fondo a estos clientes les resulta aburrido. Estamos a tiempo de que la idiosincrasia de los españoles no cambie del todo, pero de seguir así, de hacerse realidad los vaticinios de que un porcentaje muy elevado de la hostelería quede cerrado para siempre, es posible que toda esa clientela habitual se pierda para siempre y no es exagerado, simplemente es que cuando las personas pierden hábitos y se acostumbran a cosas nuevas, les cuesta volver a la forma de vida anterior, máxime si como está ocurriendo cada vez la oferta es menor.

No estamos tan seguros de que la oferta sea menor porque la demanda sea inexistente, creemos que si hubiera más oferta quizá habría mucha más demanda; también es cierto que la situación de seguridad de no contraer el virus no es total, pero sí el hecho que hay fórmulas que pueden mejorar con mucho esa inseguridad al salir a tomar algo.

En fin, nosotros sólo opinamos, vertemos aquí lo que experimentamos, y como ejemplo os diremos que el hecho de que haya tanto restaurante, bar, establecimientos cerrados, ha hecho que en la parte de proveedores también haya habido crisis fuerte y algunos han dejado de servir, de atender, otros han incrementado precios con excusas de que todo sube y ello está haciendo que nos vengan de rebote peticiones de cosas por parte de clientes que nunca antes se habían interesado por nosotros y no de productos nuevos sino de productos habituales.

Os dejamos aquí algún enlace a productos innovadores y muy de actualidad y os animamos a abrir de nuevo, aunque sea lentamente y sin todo lo necesario, aunque sea minimizando gastos, pero que vuestros clientes de siempre, los que teníais hace unos meses vean que seguís, que tenéis esperanza y estáis dispuestos a hacerles felices.

Os recordamos que hemos incluido entre nuestros productos el código QR para las servilletas personalizadas, donde lo ponemos y sin incrementar clichés ni nada por el estilo, como nuevo método de lectura código QR para no tener que estar con las pegatinas sobre la mesa. Estos elementos nuevos que os presentamos son de colocar sobre la mesa y cuando se haya hecho la lectura del código QR quitarlos, para que no estorben. La lectura en éstos elementos es fácil y se incluyen Nº de mesa en cada elemento, de modo que el cliente sepa en qué mesa está.

A lo mejor pensáis que esto no es necesario, pero en poco tiempo se impondrá el que el cliente pida sus consumiciones online e incluso las pague online y en el momento, pensaréis que esto será imposible, pero será así.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?