Códigos QR

Parece una evidencia que las cartas de menú que nos daba el camarero al sentarnos a la mesa hayan pasado a formar parte de la historia.


Al igual que ocurrió con las servilletas engarzadas que nos encontrábamos en esos servilleteros y que salían en zig zag, de un papel ruidoso y que prácticamente no absorbía en absoluto, más bien extendía alrededor de tus labios lo que querías limpiar. También ocurrió con esos famosos cocineros de madera que se encontraban a la puerta de los establecimientos, donde se podía leer la carta o el menú que encontrarías en el interior del establecimiento; en la reciente actualidad, por no hablar de la Nueva Realidad que nos parece un ripio horrible, se impondrán sin duda los Códigos QR como forma de entrar en contacto con el cliente.

Así, poco a poco van cambiando las cosas en general y es que estamos entrando en el mundo de las pantallas de móvil y otros elementos ad hoc; esto es algo que debemos reflexionar y tomar las iniciativas oportunas para estar al día, actualizados en las nuevas formas que irá demandando el cliente, y pensamos que no es una mala idea, pues hasta ahora no eran pocas la veces que los establecimientos en momentos puntuales debían contratar extras de camareros que no estaban tan bien informados de la composición de los productos y debían ir a consultar a cocina o con otros camareros la información que les demandaba el cliente.

Si bien ahora, aún, hay muchos sitios donde al parecer los clientes no ven esto como algo que ya no tendrá vista atrás, también será algo que pasados cinco años veamos como una cosa normal, además más cómoda y sobre todo más efectiva, sólo tendrá que ir poco a poco perfeccionándose ese sistema de presentar una carta en una pantalla con todas las posibilidades de crear ese producto para cada cliente.

No son pocos los establecimientos que cuando hemos estado preparándolo, visitando a Hosteleros, éstos nos han dicho que no les parecía una buena idea, que todo volverá a ser como era pasado el COVID, sin ser conscientes a nuestro modo de pensar de que todo cambia y que ahora es un momento de cambios.

Sin duda será viable, no sabemos si ya se hace así pero desde luego se hará, el que aparezca un desplegable por ejemplo en un Chuletón de Ternera con diferentes opciones, desde poco hecho, muy hecho, rostizado, etc., al igual pasará con por ejemplo una ensalada, en la que se podrá poner que no lleve huevo cocido o que lleve maiz; desde luego todo ello no son sino ejemplos que cada establecimiento sabrá muy bien qué debe ofrecer y cómo, ahí estará la competitividad.

Hoy nos parece ya impresentable recordar que hace muy pocos años podías entrar a un bar a desayunar y había más olor a tabaco que a café, lo que representaba algo extraño y si ahora uno de nosotros, aún fumadores, entrásemos a una cafetería y en vez de oler a café oliese a cigarro puro y tabaco seguramente no nos quedaríamos a desayunar. Igualmente pasará con el tema de los todavía no tan actuales códigos QR; entraremos a un establecimiento y si éste no dispone de esa oferta en nuestra pantalla de móvil, donde podamos ir pasando de uno a otro producto y con toda la información de alérgenos, composición de producto, etc., nos sentiremos extraños, así que de un modo u otro pensamos que esto es ya una realidad y hay que hacer frente a ella.

Nosotros hemos puesto interés en ello, en principio se nos presentó la opción de grabarlo en las servilletas, y qué puede resultar más económico y más genérico que imprimir el Código QR en las servilletas, que el cliente pueda acceder a ello cuando le ponemos las servilletas en la mesa, esto es algo que ya hacemos con muchos clientes que nos lo han demandado, además hemos decidido no cobrar más por ello, incluimos el Código QR junto con el logo del cliente, pero pensamos que pronto sólo se pondrá el Código QR, con el nombre del Establecimiento y se omitirá toda esa información que había en una servilleta, el nombre, el domicilio, el gracias por su visita y todas cosas que ahora tendrá el cliente con sólo entrar en la app del establecimiento.

Otra opción era la de hacer algo más estético y a su vez más práctico, ahí hemos hecho en principio tres modelos de elementos en madera, ya probados y que funcionan perfectamente, grabados con el código QR, el número de mesa y si se quiere el logo del establecimiento; estos elementos serán colocados sobre la mesa bien antes de que se sienten los clientes (cuando haya pasado el COVID) bien cuando digamos a los clientes dónde y cuando pueden sentarse, y después una vez leídos los códigos, el número de mesa, etc., cuando el cliente ya haya pedido, se retirará, quedando así la mesa libre de elementos no directamente relacionados con lo que va a consumir.

Respecto del número de mesa, opinamos que la mayor parte de APP en las que se integren estos códigos QR tendrán finalmente la opción de pedir y pagar desde el propio móvil, que además habrá un sin fin de publicidad en páginas de restauración con los códigos de muchos restaurantes, así que se hará imprescindible desde nuestro punto de vista que las mesas vayan numeradas. No servirá poner pegatinas sobre la mesa, ni tampoco grabar el número de mesa en la propia mesa, puesto que en muchas ocasiones esas mesas tendrán destinos, ubicaciones dentro del establecimiento diferentes y no servirán ni las pegatinas ni otras fórmulas como las servilletas.

Creemos que estos elementos que hemos creado serán ideales, puesto que será el propio camarero quien colocará sobre la mesa el elemento, el que en ese momento por ubicación o cualquier otra razón crea conveniente en esa mesa, de modo que ésta quedará ya identificada. Posteriormente cuando el cliente entre con su móvil en el código QR y anote el número de mesa que le han designado todo estará ya ordenado y controlado.

Tampoco vemos como opción el colocar el código QR a la entrada del establecimiento, si no es simplemente como la misión de aquel cocinero de madera que hablábamos antes y que estaba para informar al cliente de la carta y los precios y que éste viera si le apetecía o podía permitirse esos precios, así era la función de ese cocinero de madera en esa época.

Por ello creemos que esta es una opción válida, al menos de momento, en la que iremos incrementando otros productos y no sólo en madera, pero eso... todavía está en proceso de maduración, creándose y preparando diferentes diseños y no se puede hablar de ello, igual que no se puede hablar de la calidad del vino que va a dar una cepa en el mes de Junio, hay que esperar yustedes seguirán ahí para ver nuestros nuevos elementos de código QR.

Esperamos echen un vistazo a los enlaces a productos que hemos diseñado e igualmente estamos a su disposición en la página de contacto de ésta web. CONTACTO


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?