Complicado momento

El momento, largo ya, que está viviendo el sector está siendo de lo más convulso, cambiante e incierto de la historia de la hostelería.


Creíamos cuando se prohibió fumar en el interior de los establecimientos que aquello sería el fin de la hostelería, pero no lo fue, sólo cambió el planteamiento. Numerosos establecimientos invirtieron mucho dinero en crear espacios para fumadores para que finalmente todo aquello no sirviera para nada y se perdiera todo ese dinero. Igualmente hubo muchos proveedores habituales de productos de hostelería que creyeron ver aquí un nuevo filón e invirtieron en ello tiempo y dinero, para finalmente perder la opción de crear esos espacios. Pues bien, con diferencias notables, muy notables, nos hayamos en un momento similar, donde nadie todavía, ni siquiera el Gobierno o las Consejerías autónomas, saben aún qué van a hacer ni cómo. Toda la situación les supera y al final tendrán que hacer lo que haya que hacer y que nadie puede prever.

Vemos como numerosas empresas del sector se han aventurado a hacer inversiones para la "nueva realidad" sin que todavía haya certezas para hacerlas y nuestro consejo es: aún teniendo finalmente que hacerlas, qué más da hacerlas una semana más tarde que una semana antes, la pérdida desde que se inició el confinamiento está ahí ya, es ineludible e irrecuperable y podrá ser amortizable en un plazo X que aún no sabemos, porque depende no sólo de la posibilidad de abrir, sino como bien sabemos de cómo abrir, de qué espacio se podrá utilizar y qué aforo; después es cuestión de tiempo, pero cualquier anticipación que conlleve inversión es probablemente errónea.

Dentro de todo lo que actualmente tenemos que cambiar y conste que en menos de 15 días ha habido por parte de algunas consejerías de Sanidad cambios sustanciales, vamos que se ha cambiado el protocolo 3 veces en menos de 15 días; pues dentro de esos cambios probablemente estén como inamovibles todo lo referido a limpieza, como ha sido siempre, sólo que esta vez habrá más vigilancia. En este aspecto los cambios son pocos, sólo tendrás que gastar en productos como el gel de manos hidroalcohólico y los bioalcoholes de limpieza, en definitiva puedes tomarlo como una sustitución de unos productos por otros. El resto de momento es incierto.

Nosotros por sugerencias de clientes implementamos algunos productos que creíamos serían obligados en nuestro catálogo, a pesar de que hace años decidimos que nuestro producto de venta debía ser otro que el que hasta hace unos años hacíamos y por ello creamos la categoría de COVID19 en la que se pueden encontrar algunos de estos productos, pero siendo conscientes de que sería una situación transitoria y de que no podíamos obsesionarnos con ello.

En toda esta situación hay algo que hay que tener presente, existen pocas opciones como cambios ineludibles a pesar de que los expertos digan cada quien lo que le parece. Bien la hostelería desaparece en el modo en el que la hemos conocido durante los próximos dos o tres años o bien la hostelería sigue tal y como está sólo que con algún ligero cambio que desaparecerá en los próximos seis meses. La observación da a entender que habrá muchísimos establecimientos que ya hayan cerrado o que tengan que cerrar en los próximos meses, porque lo que también es claro es que habrá un volumen de gente sin trabajo, de gente que no podrá gastar y eso afecta enormemente a la hostelería; pero paulatinamente irá volviendo todo a reanudarse, iremos innovando como siempre hemos hecho y el mercado de la hostelería, del hedonismo, del saber comer, volverá a ser tendencia.

Este es el motivo por el que nosotros decidimos seguir como estábamos, quizá renovemos cosas, productos, estudiemos distintas formas de venderlo u ofrecerlo, incrementemos nuestra oferta y nos dirijamos también a un mercado que aún no estando vetado para nosotros no habíamos intentado explotar; sin embargo esta situación nos ha hecho entender que no es una cuestión de ser una empresa muy potente, tanto como de ser una empresa muy resolutiva, donde encontrar soluciones sin que nos pongan muchas trabas, y es ahí donde queremos hacer hincapié puesto que ha sido siempre nuestra premisa a la hora de vender, de ofrecer productos.

Seguiremos como estamos, pero mejorando la oferta, con nuestra personalización de productos, ya sea en copas, elementos de cristal personalizados o en servilletas y mantelitos de un solo uso o mantelería textil personalizada, cualquier cosa que de imagen a su negocio, a su establecimiento.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?