Copas de vino Classic

Una selección de alta calidad a precio interesante



La Copa Classic

Se trata de una copa muy sencilla pero a la vez de gran calidad y con unas proporciones adecuadas, fabricada en Alemania con los minerales de Lusacia, de gran pureza, aportando al cristal gran brillantez y robustez. Desde el siglo XIX Stoëlzle fabrica este tipo de cristal y ha ido adquiriendo con el tiempo la experiencia que después se palpa en sus acabados.

Dentro de esta marca existen muchos más modelos, pero en España nosotros sólo comercializamos éste, por diversas razones nos ha parecido que aún siendo un modelo tradicional, representa exactamente lo que queremos ofrecer.

Nuestros tres modelos

Nuestro ofrecimiento es sencillo pero a la vez de lo más práctico, disponemos de dos modelos de copa de vino que se pueden utilizar de diferentes modos, en nuestro entender una podría servir como copa de vino para mesa y la otra como copa de vino para barra, chateo, degustación o incluso catas. Una tercera opción es la copa de cava o champagne, de diseño sencillo, obviamente en cristal de Lusacia y con unas proporciones justas.

La copa de vino de 65 cl., tiene una altura de 225 mm, lo que le hace muy útil o práctica para muchos establecimientos, dado que en muchos de ellos no se dispone del lugar de almacenamiento válido para más altura, sin embargo esos 225 mm. son más que suficiente para representar a una buena copa de vino. Dispone de un cáliz mucho más engrosado que su hermana de 44 cl. lo que le da mayor sonoridad, más espacio para oxigenar el vino y ya que se utiliza en mesa no es necesario hacer bailar la copa para que se oxigene, per se su cáliz actúa de forma natural.

La copa de vino de 44 cl. es prácticamente idéntica en altura, 224 mm., pero con un cáliz más estrecho, más estilizado y muy útil en degustaciones, Al igual que la de 65 cl. es de cristal fino, pero dura y robusta, de poco peso y muy elegante.

La copa de cava o champagne tiene 19 cl. es apenas 1.5 cm. más baja que sus hermanas copas de vino, sus 221 mm de altura hacen de que sea una copa de cava para celebraciones sobrias, en las que el diseño tradicional juega un papel importante.

Personalización de estas copas

En nuestra opinión, quizá interesada se podrá pensar puesto que nos dedicamos a esto, una copa de vino o cava debe estar grabada con algo, se trata de un elemento que utilizamos para nuestro disfrute, para el disfrute hedonista y un modo de hacer ese disfrute es que esté grabada con nuestra seña de identidad, sin embargo en muchas ocasiones esto se interpreta mal y se pretenden colocar logos enormes, muy recargados, que hacen que la presencia de la copa cambie por completo. El objetivo de la personalización no es otro que hacer de su copa de vino algo con identidad, en ningún caso modificar su diseño o que éste no se aprecie igual. Por eso pensamos que un logo pequeño y no recargado, unas iniciales, un ligero detalle es más que suficiente para que esa copa goce de esa personalidad sin perder su aspecto.

El grabado a láser en estas copas es bastante eficaz y más sencillo que en el vidrio, el cristal cuanto más puro sea mejor acepta el grabado y en nuestro caso siempre, absolutamente siempre, hacemos que este grabado quede uniforme y limpio, ello obviamente requiere de más tiempo y más énfasis en la grabación, pero es que si se quiere hacer bien hay que hacerlo así.

Relación Calidad Precio

Siempre se habla de esto como algo sustancial, sin embargo pocas veces sabemos y podemos juzgar este aspecto. Intentaremos nosotros explicar esto y al menos en este caso.

La calidad está fuera de dudas, de hecho presentamos en la ficha del producto un vídeo de cómo se fabrica este cristal y de dónde se obtiene la materia prima. Respecto del precio hay que decir que juzgamos aquí dos aspectos, el primero el propio de la copa que en la mayor parte de los casos viene dado por la cantidad de demanda, el capricho del fabricante, los costes de distribución del producto, etc., y el segundo, el que nos atañe a nosotros, viene expresado por la personalización de la copa, sea ésta de vino o de cava, el grabado tiene los mismos costes aproximadamente.

Nosotros y como podrá ver hemos intentado que las calidades sean las mejores posibles y que no por ello el precio sufra enormemente; hay sin duda en el mercado cantidad suficiente donde elegir y no todo lo que dispone de una buena publicidad es mejor que lo que no. Existen marcas que aún siendo buenas no lo son tanto como para tener precios que superen en muchos casos al cuádruple de un producto exactamente igual, estas marcas además, a veces sacan producto de muy baja calidad con la misma marca y a precios más bajos, pero en este caso hablamos ya del aprovechamiento de la marca para ofrecer productos que no llegan en absoluto a las calidades que les dieron presencia en el mercado.

Nuestro Consejo

En la elección de una copa de vino o una copa de cava hay que diferenciar básicamente dos aspectos, primero ha de ser de cristal, por lo general la degustación en cristal no es comparable a la del vidrio, aunque hay ejemplos que pueden ser muy parecidos; por otro lado hay que tener en cuenta las medidas y en función de ello elegir. Por último estaría el decidir si personalizarla o no, esto es una cuestión del consumidor, pero sin duda su cliente verá en la personalización un detalle muy a tener en cuenta y nosotros podemos ayudarle en ese sentido.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?