La Hostelería como medio de vida

Buenas Hosteleros, hoy voy a tratar un tema que está poco leído y que sin embargo está en la mente de todos, de todos los que lleváis en este mundo unos años.


La realidad de la Hostelería es que ha sufrido el desembarco de multitud de gente, que por razones de falta de trabajo o simplemente porque no valoraban este sector, ponían un bar, a veces un restaurante, pensando que era fácil hacerlo y la realidad es otra muy distinta, es un negocio que requiere de gran cantidad de esfuerzo, de controles por parte de sanidad que aún necesarios hacen difícil el día a día y costoso en muchos casos y de un sacrificio en tiempo y dedicación como muy pocas otras actividades.

No se tiene en cuenta que satisfacer el apetito, los gustos, las malas caras, la falta de educación y también lo contrario de nuestros clientes no es sencillo.

Donde a uno le gusta la cerveza en copa a otro le gusta en jarra porque sí, donde uno quiere una copa de vino tinto frío , aún no siendo esto lo ideal pues hay que satisfacerle; después te llega otro y te pide una copa de vino blanco pero del tiempo y también hay que satisfacerle, aunque no sea lo ideal.

En otros casos, con la mejor de las intenciones el propietario cambia algunos elementos de vajilla para que las tapas o raciones tengan mejor presentación, y siempre hay alguien a quien no le termina de gustar, afortunadamente son los menos, todos los cambios de estos elementos son fructíferos, salvo que sean excesivamente costosos y no vayan a producir esa satisfacción en el cliente que los disfruta.

Después hay que prestar atención a la limpieza, ésta sin duda es y debe ser importante para todos los empleados, porque inconsciente o conscientemente los clientes perciben esa limpieza, así que ir limpiando sobre la marcha significa tener todo limpio.

Por último todo lo relativo a personal, tanto de cocina como los que atienden directamente a los clientes, porque es ahí donde se gana al cliente, con personas que tengan una sonrisa en la boca, que sean amables y que confíen en que desde la cocina todo lo que se prepara es recomendable; así que ahorrar en personal no siempre es recomendable.

Así que fácil, lo que se dice fácil, no es montar un establecimiento de hostelería, aún así si te gusta puede ser muy gratificante.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?